Los de arriba

Hola. Me llamo A211/46 y soy un átomo. Tengo cinco mil millones de años y por eso ya estoy jubilado. Me encuentro aquí, en la terraza de este bonito edificio residencial para átomos retirados, tomándome una cerveza sin alcohol mientras contemplo el mar. Les contaré algo sobre mi vida. Recuerdo que tuve que esperar varios millones de años antes de empezar a trabajar, pero a partir de ese momento ya no paré. Yo formé parte del primer palo que un homo erectus usó para hacer fuego. Un orgullo. También recuerdo haber formado parte del equipo de átomos que constituyó la primera rueda, construída por un ingeniero mesopotámico. Años más tarde me tocó estar en el mango de un bisturí con el que un médico egipcio solía sanar los abscesos de pus que tantos dolores de muelas causaban a esa pobre gente. Qué tiempos aquellos… bueno, y más recientemente, he tenido el honor de formar parte del invento del señor Guttemberg, la imprenta, como ustedes saben. Y aunque no me crean, también formé parte de la tecla negra Si bemol de la cuarta octava del piano con que unos entusiásticos franceses compusieron “La Marsellesa”, sí, sí…Y qué más… ah, sí, sobre mis espaldas se firmó la paz de Versalles, sí, yo estaba en esa mesa, de muy buena calidad, por cierto. Y hablando de firmar, también estuve en la estilográfica con la que el señor Gotbatxov firmó acuerdos de desnuclearización y documentos varios de aquello de la perestroika, se acuerdan? Cuantas cosas, ¿verdad? Qué vida más intensa, cuando lo pienso… Y nada, en fin, aquí estoy. Ah, por cierto, aquí a mi lado está B211/46, medio dormido, otro átomo jubilado igual que yo. Venga, B211/46, despierta, ¿no quieres contar tú también un poco de lo tuyo? ¿Sí? Pues venga, les dejo con B211/46, me voy a por otra cerveza y ahora vuelvo.

Pues nada, buenos días, yo soy B211/46, y también soy un átomo, como ya les ha dicho mi amigo A211/46. Yo también he tenido una vida laboral muy activa, se lo aseguro, aunque en el sector del metal, por eso me incorporé al mundo laboral bastante más tarde. Pues bien: yo formé parte de la punta de la lanza romana que agujereó el costado de aquel muchacho palestino, Jesús de Nazaret, más o menos en el año 33. También estuve en un grillete para presos en una mazmorra de la Inquisición. Algo más tarde viajé a América, en la espada con la que Pizarro masacró a unos cientos de millares de indios incas, y de regreso a Europa, me incorporé al hacha que decapitó a María Estuardo. Una vez me tocó estar en un tornillo de metralla que mutiló a un soldado de la línea Maginot, y pocos años después en los raíles de la via férrea de Mathausen. También recuerdo haber estado en la bala que remató a Kennedy, y en el cañón del revolver que acabó con aquel predicador negro, Martin Luther King, se llamaba… Y en el temporizador de aquella bomba en los grandes almacenes de la Meridiana de Barcelona, en el tanque que aplastó a aquellos estudiantes chinos de la plaza Tianammen, en una mina en Bosnia, en el fuselaje del avión que pilotava Mohammed Atta, y en más cosas, en… ah, aquí vuelve A211/46. Oye, A211/46, nada, que les estoy contando lo mío, y de repente me estoy dando cuenta de que mi carrera profesional ha sido muy diferente a la tuya, no sé, como que a mi me tocó estar en historias más… más feas, ¿no crees, amigo A211/46? ¿y eso por qué? Ay, yo que sé, B211/46, eso los de arriba, ya sabes que nosotros siempre fuimos unos mandaos.

Anuncis

13 thoughts on “Los de arriba

  1. Jejej…sir Alsen, te pensabas que se trataría de una letra más glamurosa pero no deja de ser una simple y vulgar Times New Roman.
    Per cert Jaume, m’ha agradat moltíssim la història. Sí, a vegades sembla mentida que l’ésser humà pugui fer coses tan bones i tan dolentes alhora. Fa pensar… com dos àtoms que al cap i al fi són iguals, som com bessons on l’únic que canvia deu ser el nombre de neutrons, pugui fer que hagin portat una trajectòria tan diferent. Moltes gràcies pel text 😉

  2. Curiós: iguals origens, diferents destins…..Aquí tenim la demostració de què les coses, en sí mateixes, no són bones ni dolentes. Només depenen de la utilitat que els hi donem, no?

  3. No, no es la Times. Las eles las hace curvas abajo y la Times no tiene esa capacidad. Es una vulgar, pobre y popular letra. Debe dar por defecto la plantilla otra pero no consigo hallarla. Bueno, si doy con ella pío.
    Gracias de todas formas, Jaume.

  4. Sir Alsenbert: yo lo que hago es un copiar-pegar a partir de un texto que yo ya tengo escrito en Times new roman a tamaño 13. A partir de aquí la plantilla supongo que adaptará algo, no sé. Saludos

  5. No, no es Times. La letra es alucinante, nene.
    A ver si tengo un rato y me pongo a experimentar. Es un letra dulce, fácil de leer, sensual, redonda. Una letra que invita a leer el texto -para un blog, fundamental-, de trazos claros. En fin, me gusta la letra con la que escribes los blogs.
    Saludos.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s