Dar el salto

 

Una vez más, quiero cosas. Es la enfermedad que padecemos la inmensa mayoría de los que ya nacimos con televisor en casa, con el modelo de sociedad de consumo ya consolidado. Crecimos bajo el falso principio de que no hay nada malo en querer, porque después del querer viene el obtener. Dinero en mano, nos ha sido muy fácil obtener, y en especial obtener de modo inmediato. Otro cantar ya es cuando hemos querido cosas cuya obtención no podía ser inmediata sino a medio o largo plazo y sin mediación del dinero; cuando los medios han tenido que ser de otro tipo, como la paciencia, la constancia, el esfuerzo… ahí han aparecido nuestros más sonados fracasos. Pero bueno, aún así, seguimos bien resueltos a seguir queriendo, yo el primero.

Generaciones anteriores a la mía no padecían de este mal. Pasaron su vida sabiendo que querer era perder el tiempo, por eso lo tenían prácticamente borrado de sus mentes. Como mucho deseaban, soñaban, pero sobretodo se resignaban. Por ello sus almas eran mucho más recias que las nuestras.

Hemos querido tener de todo. Y cuando hemos tenido más de lo que nos hacía falta hemos seguido queriendo: unos palos de golf, una diana de dardos, una caña de pescar, un hurón, ser más altos, esquiar, extensiones, muchas canciones en MP3, ser Leo Messi, otra consola, ser importantes, un quad, tener buen tipo, mucho glamour, y quinientas tonterías más.

Pero bueno, ya somos enfermos crónicos y no hay vuelta atrás.

Y yo, ahora, ¿qué quiero? Pues quiero dar el salto. Quiero dejar de ser un escritorcillo de mierda que publica en un blog irelevante y triste, que expone sus miserias y el lamentable espactáculo de su confusión intelectual a los cuatro vientos de la nada internáutica. Se acabó. Quiero dar el salto a la gran literatura, al universo de las Letras en mayúscula. Quiero que me entreviste Sánchez Dragó, y cenar en casa de García Márquez. Quiero ver mis libros en los expositores de la FNAC y firmar autógrafos. Tener una Montblanc en el bolsillo de mi americana, y que me citen en todas partes. Quiero vender más libros que Jostein Gaarder, y crear fundaciones más guays que las suyas. Quiero fotos con Bono de U2. Quiero soltar chorradas y quedarme tan ancho, como hace Pérez Reverte, y escribir en los suplementos dominicales de los periódicos, como Trueba y Vila-Matas. Quiero dar conferencias en inglés y hacer morir de envidia a los catedráticos de la UB. Quiero fama, gloria y reconocimiento. Y porqué no, con los años, un Premio Nobel; eso tampoco me disgustaría. Ese es el salto. Lo quiero, lo quiero dar. Tengo derecho, ¿no?

Pero para ello necesito a alguien que se lo curre un poco: necesito un representante, lo que en círculos intelectuales llamamos un “agente”. Como los que salen en las películas de Woody Allen, con jersey a rombos y algo de barriga. Calvo, por supuesto, sinó no vale. Es que sinó nunca voy a poder dar el salto. Por mí mismo soy incapaz. Y no quiero pudrirme en este blog ni una semana más.

Por favor, agente, aparece ya. Habla con los editores. Habla con Bernardo, aunque sea. Pero sácame de este pozo. Haz algo. Y si puedes escribir por mí, mejor que mejor, porque yo, a estas alturas, ya no sé ni de qué hablar.

 

(Coda: medio en broma, medio en serio. Larga vida al hablar por hablar. Quizás la solución sea dar de comer a las palomas o mirar, desde el rompeolas, mucho rato, el azul de un mar enfermo)

 

Advertisements

4 thoughts on “Dar el salto

  1. Yo soy calvo y con algo de barriga. Seguro que en algún fondo de armario todavía tengo algún jersey a rombos (estoy seguro que hay uno sin mangas de color azulado que me gustaba mucho cuando estaban de moda).
    ¡Pero no estoy dispuesto a escribir por ti!

  2. Entonces no eres mi tipo…
    Y si me sigo pudriendo en este blog, te tendrás que sentir responsable de ello. 🙂
    Gracias por el comentario y por el buen humor.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s