100

 

Este es mi post número cien en este blog. He llegado a esta cifra redondísima casi sin darme cuenta. De hecho, pronto se cumplirá un año de su creación, y supongo que entonces quizás escriba algo un poco más“conmemorativo”.

Han sido cien textos escritos desde motivaciones muy diversas. En muchos casos he jugado alegremente con las palabras, con las ideas, y del juego nace casi siempre la diversión. En otros he pensado que tenía algo que decir, algo objetivamente digno de ser conocido o pensado. En otros he practicado exorcismo emocional, sentimental, he expulsado fantasmas y he dado forma a retorcimientos internos. He sangrado un poco por la vena de la tristeza, la confusión, y durante mucho tiempo en este blog se ha respirado un aire pesimista, apagado y melancólico, de modo que que al final esta realidad ha tenido su peaje en lectores. A la gente no les des pesimismos ni ofuscaciones. Dales risa fácil y humor superficial. Pero lo dije desde el primer día: me importa muy poco que me lean cuatro, dos, o cien. Solo quiero que quien venga lo haga porque ya sabe con qué se va a encontrar.

No sé cuanto recorrido más va a tener esto, no sé cuanto más voy a seguir. Supongo que aprovecharé la inercia, llegaré al año y a partir de entonces ya veremos. Tampoco sé el carácter que van a tomar mis textos a partir de ahora. Me invade cierta sensación de agotamiento, típica de partidas con final en tablas. Solo sé que aún quiero decir cosas, pocas, pero cosas que me preocupan y me importan. Aún tengo varios nudos que desatar, y algunos consejos que dar, antes de callar la boca o simplemente hablar del tiempo, porque tampoco somos una ONG ni la gente es idiota.

Y antes de que se me olvide, intentaré escribir a cierto nivel. Mi blog está enlazado en otro repleto de gente que escribe de un modo sensacional. Yo estoy ahí y no quiero ser el patito feo.

Y nada, ahí quedan mis cien. Siempre lo he intentado hacer bonito.

Mis cien textos, que ya son historia. Efímeros, una vez más, a no ser que, en la retina de la memoria de quien lee, alguno de ellos haya brillado de modo especial.

 

Anuncis

7 thoughts on “100

  1. y por qué el número 100 debería ser especial?? Quizás nada cambie de ahora en adelante… quizás lo hará en el 123, o quizás ya lo hizo en el 97… todo depende de nosotros mismos. El punto de inflexión lo pones tú. Oye, y si se te tiene que leer melancólico, triste o cabizbajo yo estoy ahí que también me prodigo por esos temas. Al fin y al cabo esto no es más que un taller de sentimientos, un taller de la palabra, como has dicho un exorcismo interno y si lo necesitamos lo utilizaremos. Besos y a seguir, si es lo que quieres, yo estaré rondando por aquí.

  2. Bien amigo,te felicito por el número, en breves días te enlazo (estos no tengo tiempo) y te sigo con interés, además hablas mi lengua de nacimiento.

  3. Alegría:
    No sé qué pasa que siempre encuentro acertado lo que dices.
    No sé si estaremos tristes o felices como perdices, pero lo que estemos lo llevaremos con la cabeza bien alta, no?
    Pienso, a partir de tus palabras,que tener esta pequeña cosita llamada blog, que puede que en el fondo sea algo bien insignificante y sin demasiada repercusión en nada, tiene más valor del que parece. Almenos a mí me lo parece. Por mil razones, todas, seguramente, bien desinteresadas. Pero quizás la que más es el hecho de intentar ofreces algo a la gente. Algo, lo que sea, algo que hace que alguien que ha venido una vez quiera volver otra. Como tu, por ejemplo, que me ha acompañado “presencialmente” todo este tiempo, y que me ha encantado. Supongo que el venenito del escribir no se va tan facilmente, así que seguiré dando la vara. Yo también rondaré por tus lindes, eso segurísimo.
    Un beso, Alegría de la Huerta.
    (hablando de rondar, podríamos escuchar “Round Midniht”, por ejemplo)

    Perezosos, ante todo una grata sorpresa verte aquí, y agradecerte el comentario. Ya sabes que a los que estais en el blog de Benard os tengo en mucha consideración.
    Encantado de que me leas,y siempre estará a tu disposición una traducción de lo que publique en catalán, que a parte de ser lengua propia, igual el castellano, es lengua materna.
    Yo también te leo con interés, así que adelante con todo.
    Un saludo.

  4. Yo no me habia fijado pero tambien había alcanzado la cifra del centenar de posts. Me he dado cuenta al leer el tuyo.
    Bien! En definitiva 100, no es más que un número. Pero es más interesante que 98 o 104 que parecen bastante anodinos. Porque serà que hay números interesantes y numeros
    aburridos?

  5. Ferran, pues felicidades por tu andadura de más de cien textos.
    Pues sí, algo de misterioso hay en los múmeros, no? Quizás un cien o un mil brillan algo más por su redondez, por su medida exacta de decenas, que al fin y al cabo la decena no es más que la cantidad de dedos que tenemos en las manos, esas manos con las que hacemos todo en la vida: trabajar, escribir, acariciar, saludar, proteger, decir hola y mil cosas más.
    No sé, supongo que un paso adquiere su sentido en tanto que viene después del anterior, y antes de los que seguirán.
    Un saludo, Ferran, y gracias por tu asiduidad.

  6. Muchísimas gracias, María.
    Y yo espero ofrecer algo para que quienes venís volvais. Es difícil, no siempre todo acompaña, pero ahí intentaremos estar.
    De hecho yo tampoco los contaba, pero el servidor me informa detalladamente… Creo que tú llegarás a cien y a muchos más. Todo lo que te he leído me ha gustado, así que creo que seré, en adelante, una de tus visitas fijas.
    Un saludo.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s