Perro

 

Brincas a mi lado con brillo de cascabel en tus ojos sencillos. Tu alma desborda ilusión, solo porque vamos a jugar a lanzar piñas y a correr, de Orión a Andrómeda, pasando por la Luna y el Sol, y de vuelta depositarás a mis pies el más grande de los tesoros: una estrella mágica, una pelota de goma despanzurrada. Me mirarás, y por tus ojos lo sabré todo.

Y si ya no viniera más a tu calle a jugar no te enfadarías. Tú nunca matarías por celos. Solo esperarías, delante del bar, un poco de lejos, a que terminase mi partida de futbolín, sin entender porque esos me tienen y tú ya no.

Sin entender la naturaleza del gato porque no es la tuya, que la tuya es la de proteger, dar y querer.

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s