Mi prima Laura se ha puesto hippy

Con una blusa blanca de lino y camiseta de licra negra debajo, que le hace un escote muy elegante, muy bien perfilado. La blusa de mangas anchas, holgada, pero ceñida a la cintura con un cinturón ancho de piel de serpiente. Al cuello un símbolo de la paz hecho de un metal plateado, ajustado con un cordón también negro. Cuando ve que me fijo en el colgante me dice:

-¿Has visto? Es como el logo de la Mercedes pero con un palito más. ¿Tiene algo que ver?

Mi prima Laura se ha puesto hippy. Con un pantalón de tela sintética, estrechito, que termina dentro de unos botines color lila, de piel vuelta, muy chulos; con los ojos maquillados con raya gorda, a lo Lavigne. Con pendientes de florecita, con una rasta que le cuelga por encima del hombro derecho.

-Esta rasta es tuya?

-No, es de extensión.

Me cuenta que para encajar el color de la rasta -de un castaño claro- con el color de su pelo -castaño oscuro- se ha tenido que teñir.

-Entonces -le digo- esta rasta no es de pelo de verdad.

-Sí, sí, es de pelo natural.

-¿Natural? ¿Pero de quién?

-Ah, yo que sé…

-Podría ser de un muerto…

-Ay, calla, que asco…

Mi prima Laura se ha puesto hippy, y ahora todo su debate consigo misma es cómo se lo monta para ser hippy. Ella entiende lo de “paz y amor”, y está contenta de defenderlo porque le parece que eso es como una ideologia, como que con eso ya entiende de política, de cosas de mayores. Es la ideología que está a su alcance, junto con lo de la consciencia verde y ecologista. Recicla de todo con mucho afán, con satisfacción y empeño, y con ello se siente cerca de la naturaleza y de la Madre Tierra.

Pero no tiene claro lo de las drogas, porque sabe que los hippies fumaban muchos canutos y flipaban en colores, y esto a ella le da cierto respeto y acude al tema con más reparo que prudencia, y también porque lo de meterse en la boca un cigarrillo que ha pasado por siete u ocho bocas antes que la suya le da un poco de asco.

En lo que más piensa, de todos modos, es en el tema del Amor Libre. Ella no lo practica, porque su mente en el fondo está conformada por los cuentos de Disney, y por defecto suspira por un principe azul, a veces casi tan intensamente como por un macarrilla de barrio. Sea como sea, lo que ella sospecha es que si te entregas al Amor Libre entonces no puedes tener novio y casarte, o sí, pero entonces es un lío, y en fin, que no lo acaba de ver claro.

Pero cuando más hippy se siente, cuando más se eleva su espíritu rebelde, cuando más indomable vuela su cometa dorada es cuando discute con su padre. Cuando deja la cena a medias porque no quiere entenderla, porque es un carca y le cuestiona todo lo que dice y hace. Es entonces cuando se encierra en su habitación, se conecta un rato al messenger y escribe frases llenas de sentimiento. Dibujará flores y corazones en un trozo de papel con rotuladores de punta fina de muchos colores, y cuando esté muerta de sueño se desnudará y encima de sus braguitas Calvin Klein -las Unno son muy vulgares- se pondrá su pijama Dolce Gabbana. Y hasta puede que si esa noche sus hormonas bailan en corro y se siente muy desgraciada por el peso de una vida recién estrenada se duerma abrazada a su réplica en peluche del osito de Tous.

 

 

Anuncis

6 thoughts on “Mi prima Laura se ha puesto hippy

  1. Cuando le pregunté a mi padre si tenía discos de cuando era joven, como los padres de mis amigos, me respondió que él no tenía dinero para ser hippy. Y no ha cambiado mucho desde enontes, jejeje.

    Un post muy bueno y divertido, aunque tristemente cotidiano.

    • Theo:

      Te agradezco el elogio.
      Pues no, la verdad. De hecho si repasamos el elenco de hippiers ilustres en Cataluña, los de la éspoca correspondiente, nos saldrán apellidos de la alta burguesía catalana: Maragall, Riba, por ejemplo.
      Mis primos mayores fueron hippies -mi primita Laura es ficción- en la época hippy y yo recuerdo que mi tío estaba siempre detrás con la billetera abierta.
      Un saludo, theo

  2. Si, es que se trata de eso, de “ponerse” hippy.
    Algunos de los hippies de los 70’s, al menos, tenian algo que decir, pero ahora ya no hay discurso, solo pose.

    • Ferran:

      Hoy es muy difícil decir algo. Incluso queriendo decir, no se sabe qué. El discurso ya viene elaborado en forma de sutilísimo pensamiento único.
      Como decía Sabina, en una de sus mas impresionantes letras
      “Ya no habrá revolución
      se acabó la utopía,
      que viva la… peluquería!”
      (o más o menos)
      Tú lo has dicho: solo pose. Y ahí estamos.
      Saludos, Ferran

  3. Muy bueno Jaume! me he reído y me ha recordado a ciertos “disfraces” de mi adolescencia jeje.
    Es difícil no adherirse a esa forma de vida consumista que está en todas partes se mire donde se mire y que es la base del sistema, y más con los 16 de Laura… Quizás ahora no hay discurso, como dice Ferrán, porque nos han acostumbrado a estar cómodos, a comprar, y a no protestar. Aunque motivos… nos sobran… no crees?
    ísimos!!

    • Gracis, MC.
      Sí, es difícil. Es el agua que rodea a los pececitos, y por eso cuando se les pide que hablen de ella no saben hacerlo. Hasta que el pececito no saca la cabeza del agua, no reconoce el medio en el que está viviendo.
      Conozco a consumistas eternamente insatisfechos puramente por no saber reconocer que su felicidad no puede basarse en el consumo. ¿Alguien les da las claves para darse cuenta de su situación? Cuando lo intentas las rechazan. En la oscuridad de la caverna, aunque mal, se vive mejor que ante una nueva luz, una nueva perspectiva.
      Pero ya somos mayorcitos, y no son consejos ni moralinas. Son textos que apuntan a ciertas direcciones. O se mira el dedo, o se mira donde apunta el dedo.
      Me alegro de que te hayas reído. Yo me lo he pasado bien escribiéndolo. Algo de cariño hay siempre en este tipo de cosas.
      Gracias por leer.
      ísimos!

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s