Innuendo

 

Hoy, que en este blog reina la paz y la calma, creo que me he desmemoriado un pelín. Lo digo porque no me acuerdo ya de qué canciones he presentado aquí, como complemento a los textos. Pero bueno, no pasa nada. Si uno come un manjar en un acogedor restaurante del pirineo, no pasa nada por querer volver y pedir ese mismo plato.

¿A dónde quiero ir a parar? Pues a que no me acuerdo de si ya en otra ocasión cité a Innuendo, de Queen. Bueno, lo dicho. Si resulta que sí y se da el caso de que caemos en la repetición, tampoco pasará nada.

Innuendo fue uno de mis últimos vinilos. Reproducido con un equipo muy en condiciones, me impactó el sonido brillante que el disco proyectaba. Siempre he tenido la sensación de que el sonido CD no brilla tanto como el de los viejos y analógicos discos de 33 rpm. Bueno, apreciaciones. Peor es ese sonido que sale de algunos móbiles que reproducen, como pueden, ficheros MP3.

Si me pregunto porqué me da hoy por hablar de Innuendo, la respuesta es que no tengo ni idea. Pero aquí está.

Para quien no la conozca -sé que hay unos pocos invisibles lectores  ahí detrás-, esta canción es algo larga, pero merece la pena la paciencia para llegar al punto culminante. Después del fragmento de estilo flamenco -el momento más dudoso de la pieza- viene un precioso y ondeante ¾, bajo un arreglo orquestal, operístico. Y el clímax llega con un arranque rockero genuínamente Queen, para volver al principio y terminar como empezó.

La letra, en el momento más emotivo, nos sugiere ser libres con nuestro “tempo”, rendir el ego, y lograr así ser libres respecto a nosotros mismos.

El ego en calma, cómo no. El yo que atiende al tú, para ser libres en el reconocimiento del otro, fundiéndose en un bello nosotros.

En fin, que descubro porqué he querido hablar de esta canción: precisamente por ese fragmento de letra. Miraba por mi ventana, sabiendo que quería escribir -sigo seco de empuje narrativo- pero no quería hablar de mí, sinó de algo que hablando de mí hablase de todos. Es decir, de nosotros.

PS: El videoclip es espectacular. Eso sí, hay que verlo sin prisas, con un buen reproductor de audio. Carne de gallina, según como.

http://www.youtube.com/watch?v=GmHgdLKwU8U

Anuncis

4 thoughts on “Innuendo

  1. escoltant Queen sempre tinc aquesta sensació tràgico-apocalíptica d’una opèra resumida en 10 minuts, passen tantes coses i tot ho fan amb aquesta solemnitat i contundència… tot i que no són uns dels meus preferits realment no deixen indiferent

    • PM, trobo que descrius perfectament el que a mi també em passa amb Queen. Si parlem de grups de pop-rock, la meva llista de favorits dels 80-90 segurament no va gaire més enllà de The Police, Supertramp, Queen.
      Queen tobo que són la perfecta convinació de bellesa i força.
      Encantat de veure’t per aquí, PM.

  2. Gracias por la recomendación y el recordatorio. The Queen mi disco favorito es “A Night At The Opera” y recuerdo con mucho cariño cuando fuimos mi hermano y yo a ver Tron (música de Queen).Eramos pequeñajos, por lo visto pronto estrenan una nueva versión. Saludos de lector visible.

  3. Mi espinita clavada -y ya para siempre- es no haber visto a Queen en directo.
    No sabía de la existencia de Tron…
    Hay un disco de versiones de Queen por la Royal Philarmonic Orquestra sencillemente maravilloso. Te emociona casi más que Queen. Bueno, te emociona diferente.
    Gerard, te saludo aquí, que no encuentro el momento de hacerte una visita con tiempo.
    Saludísimos.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s