La persistencia (en el error)

Descorazona ver que existe la tendencia a persistir en el error; que ante el error detectado no hay ganas de enmienda; que a la siguiente ocasión, ante las mismas circunstancias aparece el mismo error ya cometido. Eh, y sin apuro ninguno. Existe el convencimiento tácito de que no hay obligación ni necesidad de rectificación. Se indica cómo hacer bien las cosas y ni caso, se vuelven a hacer mal bajo la bandera del “aquí no pasa nada”.

El error persistido forma parte, hoy, de nuestro atrezzo diario. Va de nuestra mano, es como la caca de perro con la que te tropiezas una y otra vez. Dicho fenómeno  obedece al erroneo convencimiento de que se tiene derecho a hacer las cosas como da la gana (aunque mal) y que los demás tienen la obligación de respetarlo. Y otro factor que lo provoca es la creciente -y desesperante- incapacidad de escuchar.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s